02.12.2012 – El coste de la restauración del Sitio Histórico del Puente Suazo se incrementa en 19 millones de euros.

Hasta 2016, con suerte, no estarán acabadas las obras en el Sitio Histórico del Puente Zuazo y sus fortificaciones anejas. Y eso, si se cumplen todos los plazos previstos, no hay retrasos en la ejecución de los trabajos y el Ministerio de Fomento cumple con el compromiso que contrajo de cara a la celebración del Bicentenario de las Cortes para financiar dicha intervención. Y aún así, llegado el caso, todavía estaría pendiente una tercera fase: su tematización, su dotación de contenido, el uso que finalmente se vaya a dar a la emblemático conjunto.

Quedan pues muchos años por delante para que los isleños puedan disfrutar en plenitud de este entorno peatonal que se dibujará en torno a uno de los elementos patrimoniales más destacados y señalados de la ciudad, que además constituye toda una seña de su identidad: el Puente Zuazo.

El Ayuntamiento acaba de recibir el proyecto de la segunda fase de esta esperada intervención, cuya redacción sacó a concurso hace unos meses y que finalmente fue adjudicada a la empresa Loggia. Ahora, será remitido al Ministerio de Fomento para que proceda a su licitación. Las obras, en teoría, tendrían que comenzar a lo largo de 2012. Ayer, el alcalde, José Loaiza, recordó que antes debe estar terminado el nuevo ramal de acceso a la CA-33 que se está ejecutando con las obras del tranvía y que absorberá todo el tráfico rodado que ahora discurre por el Sitio Histórico.

La intervención, además, está presupuestada en 19 millones de euros. A la ejecución material de los trabajos, cuyo coste se ha cifrado en 13.583.095,44 euros, se suman también otras medidas complementarias (relativas al traslado de redes de servicio y conducciones, como la del agua) que elevan el presupuesto a esta importante cantidad.

Loaiza, al explicar los pormenores de la segunda fase de la actuación, recordó que está contemplado que el Ministerio de Fomento sufrague en su totalidad las obras a partir del uno por ciento cultural de la obra pública que se destina a la conservación y protección del patrimonio (Ley de Patrimonio Histórico). “Pero con dinero de los ayuntamientos de San Fernando y de Puerto Real”, apuntó. Se refería el regidor a que en dicho presupuesto entra también la renuncia del Consistorio puertorealeño a su compensación por la recepción del tramo de vial comprendido entre el Real Carenero y la CA-33 así como la del Ayuntamiento de San Fernando a la compensación por la recepción de la calle Real cuando dejó de ser una travesía y por la ejecución de la variante de la CA-33.

El proyecto, por otro lado, define un plazo de ejecución de las obras de aproximadamente cuatro años (187 semanas), lo que quiere decir que, si finalmente la actuación consigue arrancar en 2012, no estará terminada hasta 2016. Pero además hay que tener en cuenta que la terminación de la primera fase de la intervención -relativa al Real Carenero y al conjunto de baterías defensivas- lleva un año paralizada a la espera de una partida complementaria para la terminación de los trabajos que asciende a unos 400.000 euros y que, aunque Fomento ha aprobado, no se ha hecho efectiva.

Por eso, Loaiza matizó que el compromiso del Ministerio de Fomento -que ahora pasará a manos del PP- con esta actuación estará supeditado “a cómo nos encontremos las arcas” en la Administración central. En este sentido, censuró al PSOE por no haber cumplido con su compromiso. “Es una obra que tenía que estar para el Doce. Y ahora hablamos de que, con suerte, empezará en el Doce. Llega con un poquito de retraso, algo que es una característica consustancial a los Gobiernos socialistas”, ironizó.

La segunda fase se centrará en la rehabilitación del propio puente en sí y consistirá en el desmontaje del vano central, de la losa de hormigón y de la conducción de abastecimiento de agua, así como el levantado y escarifado del pavimento. Luego se reconstruirá la bóveda central, los alzados del puente y se rellenará la bóveda y el puente. También se llevarán a cabo los trabajos de solería y pavimentación.

En la batería del Caballero Zuazo, la que se sitúa en el extremo isleño de Puente, la intervención consistirá en la demolición de la camisa de hormigón, en la excavación mecánica del área afectada, la consolidación de los restos arqueológicos que se conserven y de los restos que se mantienen, cuyos paramentos serán restaurados. También se procederá a la reconstrucción de los volúmenes originales del baluarte. En esta segunda fase se recuperarán también los reductos del puente, con la reconstrucción de los volúmenes originales de la batería de la Concepción, garita y puente levadizo, la excavación mecánica de la zona afectada y la consolidación y restauración de la batería de Santiago y la demolición del antiguo restaurante El Inesperado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s