18.02.2010 – Soterramiento de la Batería de Alburquerque.

Con indignación y un profundo malestar. Así se ha tomado el Ayuntamiento la decisión de la Junta de Andalucía por soterrar parte de la batería de Alburquerque para favorecer el paso del tranvía.

Ya no hay vuelta atrás pues la Consejería de Obras Públicas le ha comunicado de forma oficial al Consistorio el plan de actuación por el que se perderá parte de uno de los baluartes defensivos más importantes de 1810.

Fueron numerosas las peticiones realizadas desde el equipo de Gobierno para que se buscara una solución que garantizara la puesta en valor de este baluarte, que forma parte del Conjunto Histórico Puente Zuazo y Fortificaciones Anejas. En los últimos meses, la primera teniente de alcalde, Carmen Pedemonte, ha remitido varios escritos tanto a la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar y al delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo, como a la consejera de Cultura, Rosa Torres, trasladando la preocupación del Ayuntamiento por el futuro de la batería defensiva, expresando el rechazo a la idea de cubrir la misma y solicitando una alternativa que no fuera su soterramiento.

Pero, no han servido de nada ya que el futuro de Alburquerque pasa por estar bajo tierra mientras que el tranvía transita por encima de unos restos arqueológicos que se encuentran dentro del plan de recuperación de los baluartes defensivos de La Isla. Tanto es así que el Ayuntamiento esperaba a que de manera inmediata comenzaran los trabajos de reforma de la zona que serán ejecutados por el Ministerio de Fomento.

Aunque los planes de Obras Públicas -a instancias de la Delegación provincial de Cultura- son otros y así se lo han manifestado al Consistorio mediante un oficio en el que se expone la intención de cubrir parte de la construcción.

El proyecto del tranvía ha contemplado una solución diferente a la consensuada previamente a su redacción en las reuniones mantenidas con el Ente Público de Gestión de Ferrocarriles Andaluces de la Junta de Andalucía y con la consultora redactora del proyecto. De esta forma, se preveían dos estructuras, una para el paso de los vehículos y otra para el paso del tranvía junto a la autovía, con un viaducto de acceso al mismo que evitaría el área de Bien de Interés Cultural (BIC) de las fortificaciones anexas.

Sin embargo, el proyecto del tren tranvía, una vez redactado, ha contemplado otra solución a la acordada entonces, que consiste en cubrir con tierra parte de la Batería de Alburquerque, asentándose sobre ella la plataforma del tranvía, alternativa con la que el Ayuntamiento está totalmente disconforme, sin entender que no se haya estudiado ni siquiera su traslado para poder ser recuperada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s