Armas históricas (Artillería).

La Artillería fue la columna vertebral del ejército napoleónico francés ya que en la práctica sostuvo la formación del ejército.  Es decir, las grandes batallas se ganaban con la artillería y en torno a ella se formaban los demás cuerpos (infantería, caballería,…).  Ninguna infantería, por valerosa que sea, podía sostener la compostura frente a 16 cañones bien emplazados a menos de 1500 metros; si quisieran acercarse a la artillería enemiga se verían destrozados en su recorrido a falta de 500 metros aún.  Por lo que allí donde vaya un regimiento, tiene que tener el apoyo de la artillería.

La mayor parte de unidades de artillería se repartía entre las divisiones de infantería y caballería, la parte restante más pequeña formaba la reserva.
La formación y la función de la artillería influyen profundamente en las tácticas para el éxito de cualquier batalla, y domina casi exclusivamente la captura y la defensa de las fortalezas.  En la guerra de asedio, así como en el campo, la artillería juega un papel principal.  Es la artillería la que toma las ciudades fortificadas, la infantería sólo puede ayudar.

El viejo sistema monárquico de artillería fue gradualmente reemplazado por el llamado Sistema de Gribeauval.  Se crean nuevos cañones diseñados especialmente para hacer los movimientos más rápidos, incluso fuera de las cómodas carreteras.  Gribeauval hizo hincapié en la movilidad, en el alcance y el poder de precisión.

  • Se redujo el número de calibres.
  • Se introdujeron ruedas intercambiables.
  • Se introdujo un tornillo elevador para facilitar la elevación del cañón.
  • Las balas de cañón fueron diseñados para adaptarse más adecuadamente al agujero del cañón.
  • Se redujo el peso de los cañones, y lograron aumentar el alcance de tiro con menor carga.
  • Se rediseñaron las cureñas.
  • Se introdujo la doble fila de caballos en vez de la fila sencilla.

Ante todo decir que Napoleón Bonaparte se graduó como oficial artillero en 1785, a sus 16 años. En 1791 entró en el II Batallón del Regimiento de cuarto de Artillería a pie como teniente. De ahí la creciente importancia de la artillería durante su mandato. Adoptó y mejoró las técnicas de fabricación, el empleo y adiestramiento en este arma para poder emplearla como un arma casi independiente dentro del ejército.

La principal diferencia entre la artillería francesa y la de los aliados no estaba en la calidad de los artilleros o armas de fuego, sino en el hecho de que Napoleón utilizó la artillería ofensivamente, mientras que para los aliados el objetivo principal de la artillería era defender a la caballería y la infantería.  Las baterías napoleónicas de reserva se unieron a la batalla en batallas decisivas.  La artillería de Napoleón preparaba el camino para el golpe final que decidiría la batalla, martilleaba el punto más débil del enemigo para luego lanzar a la caballería e infantería como un cuchillo sobre carne tierna.

Este cuerpo necesitaba soldados especialmente cualificados; los artilleros, que organizaban y dirigían la cadena de suministro para que el arma y las baterías pudieran mantener el fuego. Un oficial de artillería asumía mayor responsabilidad que un oficial de infantería o caballería. Un oficial de infantería tenía que atender a unos 150 hombres. Un oficial de caballería tenía a su cargo más de 100 hombres, pero también era responsable de 100 caballos y su mantenimiento. Y un oficial de artillería en una batería tenía la responsabilidad de unos 100-200 hombres, más caballos, de 200 a 300 armas de fuego, 6-12 trenes de artillería, una fragua, y vagones de suministro.

Napoleón buscaba la excelencia y la máxima competitividad de sus artilleros y lo consiguió. La artillería francesa llegó a ser superior a todos los de artillería de Europa.  La artillería gozó de una popularidad sin precedentes entre los hombres jóvenes de Francia en busca de una carrera en el ejército.

CALIBRE Y MUNICION

Los cañones franceses eran de 4 libras, 8 libras y 12 libras, y en 1812 se sustituyeron los de 4 por los de 6 libras con el Sistema del año XI.

Cada cañón disponía de 150-200 proyectiles por lo que se debía economizar los disparos.

Tipos de proyectil:
1º Bala de cañón o Roundshot.
Las balas de cañón eran bolas sólidas de hierro que variaban en tamaño y su peso – 3 libras, 6 libras o 12 libras.
Si bien los hombres podrían ser aplastados por una Roundshot, rebotando en la tierra seca el daño era aun mayor, en cambio en caso de lluvia la bala se quedaría enterrada al tocar la tierra húmeda y se detendría.

Una bala de cañón golpeando a un batallón en línea frontal podría, a lo sumo, golpear a no más de 2 o 3 soldados, en cambio golpear una columna podría hacer caer a 20 o más infantes.

2ºEl Bote de metralla o Canister.
Era letal a corta distancia. Construido de estaño fino, el bote estaba lleno de bolas de plomo de hasta 200 gramos cada una y se rompían al salir del cañón.
La expansión de los proyectiles podría romper las filas enemigas, dejándoles enormes brechas en la línea.

3ºGranada o Shell.
El shell era de piel delgada, con un fusible de tiempo corta de modo que iba a explotar en el interior de gran parte de las tropas enemigas.
La cáscara al desintegrarse rociaría de metralla una área grande, hieriendo o matando a tantos oponentes como fuera posible.

SECUENCIA DE DISPARO.

La pieza de 4 libras era el cañón más ligero de la artillería francesa, de la que Napoleón, antiguo oficial de artillería, estaba especialmente orgulloso. Esta pieza de 85mm de calibre, tenía una escuadra de seis artilleros. Los servidores seguían un proceso exacto para cargar, apuntar y disparar.

  1. Mientras se tapaba el oído del cañón manualmente para evitar cualquier explosión prematura, se colocaba una nueva carga que se introducía con el atacador.
  2. Se cebaba.
  3. Se verificaba la puntería comprobando la elevación del cañón.
  4. Se acercaba el botafuego al oído del cañón y se disparaba.
  5. Los cañones no tenían sistemas de amortiguación y era necesario emplazarlos de nuevo en batería después de cada disparo mediante cuerdas a las que se enganchaban los artilleros, una distancia cercana a los 2 metros.
  6. Un servidor introducía una baqueta mojada en el ánima para apagar las partículas incandescentes dejadas por el último disparo.

La artillería francesa estaba dividida en varias secciones, pero aquí desarrollaremos exclusivamente la Artillería a Pie, la Artillería a Caballo, y el Tren de Artillería:

ARTILLERÍA A PIE.

En 1805 se contabilizan 8 regimientos de artillería a pie formada por 22 compañías cada uno de ellos.
La mayor parte de las compañias artilleras se repartían entre las divisiones de infantería y caballería. La otra parte menor se consideraba artillería de reserva, para tratarla como una unidad independiente en caso necesario.

Los artilleros a pie marchaban andando como la infantería y sus oficiales marchaban con ellos, salvo excepciónes de oficiales de más de 50 años que se les permitía montar a caballo. A pesar de ser artillería a pie los cañones sí que eran desplazados necesariamente por 4-8 caballos, dependiendo del calibre.

Una compañía de artillería a pie, se componía de 100 a 120 hombres con 6 cañones y 2 obuses de 6 pulgadas, integrada por: 2 capitanes, 2 tenientes, 1 sargento mayor, 4 sargentos, 4 cabos, 1 peletero, 2 baterías, 24 tiradores de 1 ª clase, 45 artilleros de 2 ª clase, además de 4 trabajadores del metal, 4 ouvriers, 13 carpinteros y artificieros.

ARTILLERÍA A CABALLO.

En 1792, según la Ley del 29 de Abril de 1792, se forman las dos primeras baterías a caballo, llegando a contabilizarse 6 regimientos en 1805, y un total de 9 regimientos en 1810.

Su movilidad hizo posible responder mucho más rápidamente a situaciones cambiantes en el campo de batalla, mucho más que podía la artillería a pie.

“Ellos eran famosos por su valentía, y no menos por su polémico espíritu. Empujaron el espíritu de cuerpo más allá del punto de la virtud y creían infinitamente superior a sus compañeros de la artillería a pie.” (Seruzier)

Los artilleros a caballo y sus oficiales todos se desplazaban montados, ninguno a pie.

Una compañía de artillería a caballo posee las mismas piezas que una a pie con 6 cañones y 2 obuses de 6 pulgadas, integrada por: 4 oficiales, 10 suboficiales, 86 artilleros, 2 músicos, además de 4 trabajadores del metal y 4 ouvriers.

El artillero a caballo llevaba un uniforme semejante al traje de la caballería ligera de (húsar) hasta1812. Era un uniforme elegante, pero sencillo.

TREN DE ARTILLERÍA.

En 1800 Bonaparte creó el Tren de artillería. Se la consideró una parte fundamental para todos los ejércitos, ya que era el cuerpo responsable de la munición. Antes de Bonaparte los conductores que llevaban el tren de artillería era personal civil a contrata. Además ya seleccionaban con sumo cuidado a los caballos por su docilidad, siendo mucho más obedientes que los propios soldados.
Los conductores del tren pasaron a ser todos militares siendo en la mayor parte de los casos soldados de caballería veteranos, heridos o no aptos para el servicio en la caballería.

Se espera de ellos que ofrezcan tanta protección a sus carros de municiones como a si mismos frente a un enemigo.
Ellos también fueron responsables de los caballos que disponían. Tenían todos los problemas y dolores de cabeza de la caballería.
Iban tras la artillería aportando los vagones de munición de los que se surtía cada batería. Una batería de 6 cañones y 2 obuses, necesitaba 24 vagones cada uno de ellos tirado por 4-6 caballos.

En 1805, Francia contaba con 10 batallones de Tren de Artillería.
Cada batallón constaba de una compañía de la élite y 4 compañías del centro. La compañía de élite (los mejores caballos de tiro y los mejores conductores) fue asignada a una batería de artillería a caballo. Las empresas del centro fueron asignados a las baterías de a pie.
Los conductores del tren montaban en los caballos de la mano izquierda.

Cada compañía estaba compuesta por: 2 oficiales, 7-10 suboficiales, 2 trompetas, 84 privados, además de 2 herreros y 2 talabarteros.

La mayor parte de las municiones se movilizaba en cajones, diseñados por Gribeauval para transportar las municiones, proyectiles y el propelente.  El cajón tenía 11 pies de largo, con unas tapas con bisagras en pendiente, el interior está dividido en compartimentos. También se transportaba pólvora, así como palas y un pico (sujetados a los lados), una caja de herramientas desmontable en la parte delantera y una rueda de repuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s