Naufragio del navío Soverbio en la costa de Chiclana (1752).

scale

El nombre de este navío mercante, construido en Guarnizo por D. José de Arzueta en 1738 como San Francisco de Asís, pasó a llamarse el Soberbio en 1740, cuando el marqués de Cañana recibe la orden para que lo incorpore a la Armada en préstamo.

Pasó este barco entonces, de tener 32 cañones a tener 60 y en el Arsenal se le construyeron pañoles para la pólvora  y alojamiento para los soldados, a la vez que se le reforzaron con vigas los costados.

Recién botado es enviado a Cádiz en abril de 1738.

Fue uno de los seis navíos mercantes comprados a particulares en 1740.

El 27 de noviembre de 1741, estando al mando del capitán D. Juan Valdés, captura una fragata inglesa.

En marzo de 1748 zarpa como capitana en la escuadra de escolta de varios buques mercantes que llevaban azogues a Veracruz. Al mando del capitán D. Juan de Egues el convoy es atacado por buques británicos el 18 de marzo, siendo capturados cuatro buques de la retaguardia.

De regreso a Cádiz, es devuelto a sus antiguos dueños al acabar la guerra, asumiendo el nuevo rey los gastos para su reconversión en mercante y dejarlo con su estructura original.

Hizo un viaje a América en 1750.

A su regreso, se hundió el 1 de febrero de 1752 a la entrada de Cádiz a causa de una tormenta.

Según declaró el contramaestre del Soberbio, Diego Bicheron, a bordo viajaban 224 personas.

En principio tenía 125 tripulantes y 86 pasajeros, dividiéndose la tripulación en 18 oficiales, 36 marineros, 52 mozos o grumetes, 9 pajes y 10 personas para la cocina.

Entre los calificados como pasajeros es donde los datos se muestran más inconcretos: de primera clase se registraron 11 ó 12, y entre ellos, sólo una mujer y sus cuatro criados.

Además unos 58 de segunda clase, cuyos nombres no se registraron, y cuatro presos que se remitían a España.

Posteriormente se averiguó que se habían introducido como polizones ocho hombres más.

El Soberbio salió de Veracruz el 23 de agosto de 1751,  aunque problemas con la arboladura lo obligaron a regresar días después.

Las reparaciones se prolongaron durante un par de meses. Volvió a zarpar, llegando el 24 de noviembre a La Habana, de donde salió definitivamente para España el 11 de diciembre, avistando el cabo de San Vicente el 31 de enero del año siguiente.

El naufragio del Soberbio se produjo frente a la playa de la Barrosa. A dos brazos y medio en bajamar de la orilla. Entre la Torre de la Bermeja y la del Puerco.

Desde el mismo momento que se observa la desgracia del navío, se avisó a Cádiz a los diputados Carlos Valenciano y Francisco Argonada quienes junto a Matías Capolino, iniciaron al atardecer del mismo día, el 1 de Febrero de 1752, los preparativos para el rescate de las mercancías.

El primero de esos preparativos, fue la construcción de seis barracas en la playa junto a la misma Torre del Puerco.

Sin embargo, y pese a la prontitud de la milicia en la playa, el robo, el extravío y el saqueo de cuanto llegaba a la orilla  proveniente del naufragio, obligó a dar un premio del 8% de lo hallado, si era devuelto, bajo secreto de confesión.

No sería hasta el día 9, fecha en la que la cólera del mar se calmó, cuando las embarcaciones se atrevieron a acercarse al pecio hundido y colocar una bolla de señalización en los bajíos donde se veía aún parte del casco.

Día 9 de febrero : Se emplean dos faluchos en llegar hasta el navío, y comenzaron con el amarre de algunos trozos del mismo que sobresalían en las mismas rocas.

Día 10 de febrero : La ronda de caballería  registra la playa de la Barrosa y se hallan restos del naufragio enterrados en la arena. Ese mismo día en la playa de Roche se hallan cuatro cadáveres que arrojo el mar por la noche.

Día 11 de febrero : Parece que el mar continuaba en buen estado  por lo que comienza el buceo de los hombres. Logran recuperarse 3000 pesos fuertes, un talego de 1000 pesos de plata y una plancha de cobre.

Día 12 de febrero : Se recupera 34.000 pesos en diez cajones de 3000 cada uno y cuatro talegas de 1000. Esa misma tarde logra recuperarse 38.000 pesos más.

Día 13 de febrero : En la mañana se hizo en la playa una misa para los buzos, trabajadores y por la tarde llego desde Cádiz un experto buzo Antonio Marchetti para inspeccionar las condiciones en las que se encontraba el barco.

Día 14 de febrero : A pesar que amaneció lloviendo, pudieron seguir con las labores de buceo. Aparecieron en la misma playa cuatro cadáveres que quedaron enterrados en la misma playa de la Barrosa, menos el de un hombre José Portillo, al que se le llevo para ser enterrado en Chiclana.

Durante los meses siguientes se hizo cargo de las labores de rescate junto a Capolino, Juan Piñero. Dichas labores concluyeron el 27 de Mayo de 1755, en la que se abandona la búsqueda. Se recupero el 91 % del cargamento.

Carga que llevaba en el momento del naufragio:

    – 1.139.046    reales de plata acuñadas.

    – 1137    onzas de plata labrada

    – 1933     arrobas de grana fina

    – 11460     pesos de oro acuñado

    – 1133     arribas de añil

    – 69400     piezas de vainilla

    – 5470     quintales de palo de Campeche

    – 4805     cueros curtidos

    – 886     arroba de purga de Jalapa

    – 23     cajones de regalos

    – 37     arrobas de cacao

    – 12     arrobas de chocolate

    – 875     cajones de azúcar

    – 250     onzas de tabaco

    -1784     planchas de cobre

Trabajaron en la recuperación del cargamento, un bote grande con su patrón y dos cucharas de hierro. Un bote y un falucho donde se embarcaba el buzo y que llevaba a tierra lo que encontraba, empleando en las labores dos patrones y ocho marineros. Trabajaron en total dieciséis buzos.

El nombre de este Navío mercante construido en Guarnizo por D. José de Arzueta en 1738 como San Francisco de Asís, alias El Marqués paso a llamarse el Soberbio en 1740, cuando el marqués de Cañana recibe la orden para que lo incorpore a la Armada en préstamo. Pasó este barco entonces, de tener 32 cañones a tener 60 y en el Arsenal se le construyeron pañoles para la pólvora  y alojamiento para los soldados, a la ve que se le reforzó con vigas los costados.

Recién botado es enviado a Cádiz en abril de 1738. Uno de los seis navíos mercantes comprados a particulares en 1740. El 27 de noviembre de 1741, estando al mando del capitán D. Juan Valdés, captura una fragata inglesa.

En marzo de 1748 zarpa como capitana en la escuadra de escolta de varios buques mercantes que llevaban azogues a Veracruz. Al mando del capitán D. Juan de Egues el convoy es atacado por buques británicos el 18 de marzo, siendo capturados cuatro buques de la retaguardia.

De regreso a Cádiz es devuelto a sus antiguos dueños al acabar la guerra, asumiendo el nuevo rey los gastos para su reconversión en mercante y dejarlo con su estructura original. Hizo un viaje a América en 1750. A su regreso, se hundió el 1 de febrero de 1752 a la entrada de Cádiz a causa de una tormenta.

Según declaró el contramaestre del Soberbio, Diego Bicheron, a bordo viajaban 224 personas. En principio había 125 tripulantes y 86 pasajeros, dividiéndose la tripulación en 18 oficiales, 36 marineros, 52 mozos o grumetes, 9 pajes y 10 personas para la cocina. Entre los calificados como pasajeros es donde los datos se muestran más inconcretos: de primera clase se registraron 11 ó 12, y entre ellos, sólo una mujer y sus cuatro criados.

Además unos 58 de segunda clase, cuyos nombres no se registraron, y cuatro presos que se remitían a España. Posteriormente se averiguó que se habían introducido como polizones ocho hombres más. El Soberbio salió de Veracruz el 23 de agosto de 1751,  aunque problemas con la arboladura lo obligaron a regresar días después. Las reparaciones se prolongaron durante un par de meses. Volvió a zarpar, llegando el 24 de noviembre a La Habana, de donde salió definitivamente para España el 11 de diciembre, avistando el cabo de San Vicente el 31 de enero del año siguiente.

El naufragio del Soberbio se produjo frente a la playa de la Barrosa. A dos brazos y medio en bajamar de la orilla. Entre la Torre de la Bermeja y la del Puerco.

Desde el mismo momento que se observa la desgracia del navío, se avisó a Cádiz a los diputados Carlos Valenciano y Francisco Argonada quienes junto a Matías Capolino, iniciaron al atardecer del mismo día, el 1 de Febrero de 1752, los preparativos para el rescate de las mercancías. El primero de esos preparativos, fue la construcción de seis barracas en la playa junto a la misma Torre del Puerco.

Sin embargo, y pese a la prontitud de la milicia en la playa, el robo, el extravío y el saqueo de cuanto llegaba a la orilla  proveniente del naufragio, obligó a dar un premio del 8% de lo hallado, si era devuelto, bajo secreto de confesión.

No sería hasta el día 9, fecha en la que la cólera del mar se calmo, cuando las embarcaciones se atrevieron a acercarse al pecio hundido y colocar una bolla de señalización en los bajíos donde se veía aún parte del casco.

Día 9 de febrero : Se emplean dos faluchos en llegar hasta el navío y comenzaron con el amarre de algunos trozos del mismo que sobresalían en las mismas rocas.

Día 10 de febrero : La ronda de caballería  registra la playa de la Barrosa y se hallan restos del naufragio enterrados en la arena. Ese mismo día en la playa de Roche se hallan cuatro cadáveres que arrojo el mar por la noche.

Día 11 de febrero : Parece que el mar continuaba en buen estado por lo que comienza el buceo de los hombres. Logra recuperarse 3000 pesos fuertes, un talego de 1000 pesos de plata y una plancha de cobre.

Día 12 de febrero : Se recupera 34.000 pesos en diez cajones de 3000 cada uno y cuatro talegas de 1000. Esa misma tarde logra recuperarse 38.000 pesos más.

Día 13 de febrero : En la mañana se hizo en la playa una misa para los buzos, trabajadores y por la tarde llego desde Cádiz un experto buzo Antonio Marchetti para inspeccionar las condiciones en las que se encontraba el barco.

Día 14 de febrero : A pesar que amaneció lloviendo, pudieron seguir con las labores de buceo. Aparecieron en la misma playa cuatro cadáveres que quedaron enterrados en la misma playa de la Barrosa, menos el de un hombre José Portillo, al que se le llevo para ser enterrado en Chiclana.

Durante los meses siguientes se hizo cargo de las labores de rescate junto a Capolino, Juan Piñero. Dichas labores concluyeron el 27 de Mayo de 1755, en la que se abandona la búsqueda. Se recupero el 91 % del cargamento.

Carga que llevaba en el momento del naufragio:

    – 1.139.046    reales de plata acuñadas.

    – 1137    onzas de plata labrada

    – 1933     arrobas de grana fina

    – 11460     pesos de oro acuñado

    – 1133     arribas de añil

    – 69400     piezas de vainilla

    – 5470     quintales de palo de Campeche

    – 4805     cueros curtidos

    – 886     arroba de purga de Jalapa

    – 23     cajones de regalos

    – 37     arrobas de cacao

    – 12     arrobas de chocolate

    – 875     cajones de azúcar

    – 250     onzas de tabaco

    -1784     planchas de cobre

Trabajaron en la recuperación del cargamento, un bote grande con su patrón y dos cucharas de hierro. Un bote y un falucho donde se embarcaba el buzo y que llevaba a tierra lo que encontraba, empleando en las labores dos patrones y ocho marineros. Trabajaron en total dieciséis buzos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
La silenciosa muerte de Kid Betún
AD
¿Lo has probado? Las tiendas no quieren que descubras este c…
AD
Este genio nos explica sus 7 trucos para aprender cualquier …
¿Gran? ¿Nevada?
AD
30 pisos que han bajado de precio radicalmente
AD
Tarifa plana para autónomos: Todo lo que debes saber

COMENTAR

Introducir comentario
Enviar comentario

0 COMENTARIOS

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s