Ceremonia del relevo del centinela del Puente Suazo.

44023.jpg

Con motivo de la celebración del aniversario del establecimiento de las Cortes Generales extraordinarias de 1810 en la Real Isla de León, la Fundación Legado de las Cortes presentará una nueva edición de la recreación histórica de la defensa de la Isla, durante cuyo desarrollo, mantendrá activo un puesto de centinela en el acceso al escenario de la recreación establecido en el Baluarte de San Ignacio (Sitio Histórico del Puente Suazo).

Un centinela es un guardia o vigía militar emplazado para proteger un lugar, instalaciones, material o personas, descubriendo cualquier persona en las inmediaciones; permitiendo el paso a los portadores de una contraseña, impidiéndoselo a los demás y dando la alarma en caso de ataque o cualquier otra eventualidad.

fb_img_1485384380380.jpg

Descripción de la ceremonia:

Un cabo y un soldado desfilarán desde el Baluarte de San Ignacio hasta la garita del centinela, donde el cabo ordenará el relevo del centinela y relatará sus cometidos al centinela entrante de guardia.

La ceremonia finalizará con el desfile hacia el Baluarte del cabo y el centinela saliente de guardia.

La ceremonia del relevo del centinela se presentará cada hora, durante el desarrollo de recreación histórica.

Deberes del Centinela:

– Al entrar de guardia deberá conocer, en aquello que le corresponda, lo establecido sobre este servicio, especialmente las obligaciones del centinela, y estar capacitado para reaccionar con prontitud en las situaciones de peligro.

– Todas las órdenes que el centinela reciba ha de dársele por conducto de su cabo, pero si en algún caso particular quisiera dar alguna por sí el comandante de la guardia, la recibirá y la reservará cuando así se lo encargue.

– El que estuviera de centinela hará respetar su autoridad y el puesto de guarda. Si alguien le desobedeciera, le advertirá primero, pero si tiene fundada sospecha de que resulta amenazada su persona o la seguridad de su puesto, usará el arma.

– Dará la alerta cuando la situación lo requiera e informará al cabo o comandante de la guardia de las novedades que se produzcan, utilizando el procedimiento para ello establecido.

– Mientras esté de centinela dedicará todo su cuidado a la vigilancia de su puesto, sin hacer nada que le distraiga de tan importante obligación. Nunca dejará el arma de la mano y no la entregará a persona alguna bajo ningún pretexto.

– Si se encuentra vigilando un lugar calificado de secreto, impedirá que toda persona, aun siendo militar, salvo que esté expresamente autorizada, intente penetrar o se acerque a él saque fotografías, tome apuntes o lleve a cabo cualquier actividad sospechosa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s