La Fundación Legado de las Cortes establece el primer escudo de armas de San Fernando como emblema de la Salina de Nuestra Señora de la Aurora.

Escudo_1813.jpg

Con motivo de la puesta en valor de la Salina de Nuestra Señora de la Aurora, la Fundación Legado de las Cortes ha establecido como emblema promocional de la misma el escudo de armas que la Corporación Municipal de la Real Isla de León pasó a las Cortes el 23 de noviembre de 1813, junto a su petición de concesión a la entonces Villa del título de “Ciudad de San Fernando”.

Ello se debe, a que en la parte inferior del citado escudo de armas aparecen dos piezas de artillería montadas, con sus balas apiladas, colocadas en terreno de marismas y salinas, significando la defensa del territorio y que hasta la naturaleza fue partícipe de la gloria por haber detenido aquí el progreso del enemigo.

En el escudo de armas, el Ayuntamiento pretendió hermanar, alegóricamente, las antiguas glorias de la Isla con las recientes, que le hacían merecedora del título de ciudad.

En la parte central del escudo se encuentra un Hércules (que revela los orígenes de la ciudad), vestido con la piel de un león y sobre el puente de Suazo, cuyo ojo mayor de piedra está cortado y sustituido por una estructura de madera.

Con la clava en su mano derecha, el héroe mitológico hace frente a un gran incendio (la agresión extranjera) que intenta penetrar y se detiene en su escudo.

De ahí que, en las dos columnas que lo flanquean, sus filacterias contengan la leyenda “NON PROCEDAM PLUS” (no avanzaré más).

Sobre el Hércules, se sitúa una figura femenina de reina, símbolo de la nación española.

Con una antorcha encendida en la mano derecha (la luz de la Justicia) y el cetro del poder en la mano izquierda, está sentada en un trono que posee dos hemisferios terrestres en los que se hallan dibujadas la España europea y la España americana.

A sus pies, un yugo y cadenas destrozadas, así como las águilas del derrotado Imperio francés.

El trono, al que sirve de apoyo un ancla, que alude a la Isla de León como única esperanza de la patria, está guardado por un león (la fortaleza), en su lado derecho, y un tigre (la constancia), en su lado izquierdo.

El escudo está rematado por corona real, bajo la cual se halla la inscripción “UNICA ESPES LOCUSQUE REFUGII” (única esperanza y lugar de refugio), y descansa sobre las aguas del caño de Sancti Petri (límite de la España libre), en el que se encuentran tres embarcaciones de las denominadas fuerzas sutiles, armadas dos con cañón y una con mortero.

La comisión de Artes del Congreso examinó el escudo de armas y dictaminó, el 14 de febrero de 1814, que la composición artística del mismo no era la más a propósito para un blasón que debería reducirse, pues tendría que ser incorporado a sellos manuales para los documentos, y para cerrar los pliegos de oficio. De ahí que lo devolviera al Ayuntamiento con la recomendación de que se dirigiera a algún experto en el arte del blasón, o que corrigiera los defectos, o adoptase otra idea más sencilla y análoga a los usos para los que se destinaba.

El escudo de armas, que fue ideado por Juan Gutiérrez Pastrana, Alguacil Mayor del Juzgado Ordinario de la villa, se conserva en el Archivo del Congreso de los Diputados: Ver vídeo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s